Cae en EEUU empresario colombiano que ayudó a lavar dinero de PDVSA

Gustavo Hernández admitió que no hizo la debida diligencia de estudiar a uno de sus clientes que participó en un esquema para lavar 1 200 millones de dólares

Un empresario colombiano se declaró culpable en Estados Unidos tras ayudar a un funcionario del chavismo a lavar dinero de la estatal petrolera PDVSA.
El diario colombiano El Espectador reveló que el empresario cartagenero Gustavo Hernández admitió que no hizo la debida diligencia de estudiar a uno de sus clientes, quien participó en un esquema para lavar 1 200 millones de  dólares. Hernández se declaró culpable por ayudar a Abraham Ortega, exfuncionario de PDVSA, que usó un fondo del empresario colombiano para lavar dinero.
«Según la Fiscalía de Estados Unidos, la función de Hernández fue lavar el dinero que correspondía a Abraham Edgardo Ortega, exdirector ejecutivo de finanzas de la petrolera venezolana. Dentro de las evidencias se encuentra una grabación que hizo un agente infiltrado de una reunión a la que asistieron varios de los sospechosos en 2016 en Panamá. En dicho encuentro, el colombiano supuestamente explicó cómo podía hacer operaciones falsas desde sus compañías en paraísos fiscales y hacerlas pasar por legítimas usando, por ejemplo, tarjetas, cheques y transferencias», señala El Espectador.
Por su parte, Ortega, quien también se declaró culpable, reconoció haber recibido sobornos para beneficiar compañías y aceptó que él y varios acusados lavaron dinero de PDVSA a través de inversiones ficticias.
El caso se relaciona también con el banquero alemán Matthias Krull, quien también se declaró culpable de haber participado en el esquema de lavado de la estatal petrolera cuando trabajó en el banco suizo Julius Baer.
En el proceso también han sido señalados Francisco Convit Guruceaga, accionista de Derwick Associates, firma acusada de obtener contratos de forma irregular en el sector de energía en Venezuela; Carmelo Urdaneta, exasesor legal del Ministerio de Petróleo y Minería de Venezuela; Marcelo Federico Gutiérrez, banquero uruguayo, y los hijastros de un “oficial venezolano 2”, no identificado en el expediente que, según el diario Miami Herald, serían los hijastros de Nicolás Maduro.
La justicia de Estados Unidos logró desmantelar parte de la banda de criminales millonarios que lavaron dinero y saquearon la estatal PDVSA. La operación de malversación de fondos comenzó en diciembre de 2014, y tenía como objetivo lavar alrededor de 600 millones de dólares de la petrolera estatal venezolana. Dinero obtenido “a través de sobornos y fraude”. En mayo de 2015, los fondos malversados se duplicaron a 1 200 millones.
La Fiscalía indicó que este esquema de corrupción fue respaldado por corredores, bancos y firmas de inversión inmobiliaria en Estados Unidos y otros países.
Los acusados, que obtenían el dinero gracias a la distorsión cambiaria de Venezuela y al acceso a los fondos de la estatal PDVSA, utilizaban como estrategia, principalmente, la compra de propiedades inmobiliarias en Miami, además de “esquemas sofisticados de inversiones falsas”.

Powered by WPeMatico